Matrícula para la Tercera Edición

La matrícula para la tercera edición del curso online de experto universitario en gestión de proyectos de Bioconstrucción está abierta. El curso comienza el 1 de Noviembre.

Ampliación del plazo de matrícula hasta el 15 de noviembre

Info y matrícula

El material de Bioconstrucción – La Tierra

curso online de bioconstrucción

LA TIERRA,  el material omnipresente que da nombre al mismo planeta que habitamos. Material que ha servido entre otras cosas de cobijo en todas las formas posibles al ser humano.

En todos los continentes un rico patrimonio arquitectónico atestigua el uso de este material como apto para la construcción, acuciando unas bondades en este aspecto difícilmente alcanzables por sus homólogos contemporáneos. Hoy en día, la tierra como material de construcción es utilizada por aproximadamente la mitad de la población mundial, con muy diversas técnicas. Se considera el material de construcción natural más importante y abundante en la mayoría de las regiones del mundo, subrayando algunos lugares importantes como puedan ser Djenné y Bandiagara, Mali o Aït Ben Haddou en Marruecos donde se encuentran algunos de los ejemplos  más emblemáticos.

Suele asociarse la construcción con tierra a viviendas pobres de personas con escasos recursos que no pueden acceder a una vivienda digna construida con los estándares de calidad modernos, ciertamente un prejuicio infundado. El crecimiento económico espurio relega formas de vida válidas compeliendo a un avance ciego abocado al desastre. Suele considerarse la construcción con tierra como un retroceso, la vuelta a una época de hambre y penuria, por ello se tilda de construcción de pobres o de zonas económicamente desfavorecidas. No obstante, en los países desarrollados durante las últimas décadas ha surgido un creciente interés por parte de arquitectos e ingenieros investigadores, aplicando las modernas tecnologías en construcción e investigación en el empleo de la tierra cruda para construir así como en el uso de técnicas y sistemas tradicionales. También es creciente el interés en una parte de la población, sobre todo en las nuevas generaciones, sensibles con el problema ambiental y con dificultades para acceder a una primera vivienda: la autoconstrucción es una alternativa más o menos viable y muy asociada al empleo de la tierra como material para construir. Es más, en los países más desarrollados, la gente con poco poder adquisitivo es la que habita en viviendas construidas con sistemas constructivos convencionales y obsoletos como el hormigón y el ladrillo.

Obviamente la tierra es un material abundante, pero sus ventajas trascienden el ámbito de lo económico, añadiéndose ventajas de índole sociocultural (valorización de recursos locales, recuperación de tradiciones populares, trabajo cooperativo…), de índole ambiental (bajo consumo energético y pequeña huella ecológica en el ciclo de vida de las construcciones…) y por supuesto de índole técnica (facilidad constructiva, disponibilidad y abundancia de material, buen aislante térmico y acústico, material ignífugo…) que  facilitan al proyectista la justificación del código técnico de la edificación a la hora de incluir este material en un proyecto.

Hay estímulos, sensaciones e instintos que, aunque atrofiados, son innatos en la naturaleza humana. Pese a ser sonidos similares no nos transmite lo mismo el paso de un coche por una autopista que el de las olas del mar… del mismo modo que no nos trasmitirá nunca lo mismo el tacto de un muro de hormigón que el de uno construido con tierra…

Como decía E. Galeano “en este mundo de plástico y de ruido, quiero ser de barro y de silencio”

Joan Romero Clausell, docente y coordinador académico del Experto universitario en gestión de proyectos de arquitectura en bioconstrucción.

El mercado de la Bioconstrucción

bioconstruccion23

El mercado de la bioconstrucción está evolucionando, y está pavimentando un camino sólido entre el tumultuoso mercado de la construcción, incluso en España. Muchos son los que ven la bioconstrucción como un retroceso, una vuelta a una construcción primitiva ya sea por motivos económicos, nostálgicos o románticos, pero nunca más lejos de la realidad.

La bioconstrucción recupera los conocimientos asentados y ratificados para combinarlos con las ventajas que nos brindan los nuevos descubrimientos y tecnología para así germinar una construcción respetuosa con el medio ambiente al mismo tiempo que funcional y adaptada a las exigencias contemporáneas.

Tanto es así que están surgiendo sistemas innovadores que contribuyen a esta regeneración en diversos campos de la bioconstrucción, tanto en los materiales trabajados tradicionalmente, como los materiales nobles: la cal, yeso, tierra, piedra o madera… como otros que se están haciéndose hueco dadas ciertas ventajas contemporáneas circunstanciales, como la bala de paja o la caña común.

La bioconstrucción es una ciencia holística que enmarca muchas disciplinas, desde la medicina pasando por la biología hasta la arquitectura y construcción. Para evaluar un proyecto desde el punto de vista de la bioconstrucción, existen unas directrices que marcan una serie de premisas o buenas prácticas como son: el tipo de materiales aplicados, elección del emplazamiento, impacto sobre el medio ambiente, eficiencia energética, etc. Por otro lado, existen diferentes herramientas informáticas que tratan de parametrizar estos aspectos teniendo en cuenta el análisis del ciclo de vida de todos los materiales intervinientes, pero que siguen sin ser concluyentes. Este tipo de mediciones se llevan trabajando desde los 60, donde se iniciaba la asistencia objetiva al consumidor así como el estudio y la formación sobre el eje de la globalidad, la ecología y la bioconstrucción. El objetivo prioritario era entonces concienciar al ciudadano de la importancia que tenía vivir en un espacio sin tóxicos.

Por ello trataremos en esta serie de artículos poner en valor uno de los pilares básicos de la bioconstrucción, el uso de materiales naturales en la construcción. Analizaremos sus bondades y posibilidades y pondremos en jaque a los materiales convencionales, y convencional de convención y acuerdo, no por ello obligatoriamente justos o acertados.

Joan Romero Clausell, docente y coordinador académico del Experto universitario en gestión de proyectos de arquitectura en bioconstrucción.

Clasificación de la cal para la bioconstrucción

cales

En principio, cualquier roca que sea básicamente carbonato cálcico puede servir  de  base  para  hacer  una  cal.  La composición básica de la cal es el carbonato cálcico (CaCO3) que siguiendo el ciclo de la cal pasa por diferentes fases hasta convertirla en un material util para la construcción o para la industria.

La proporción entre el carbonato y las diferentes impurezas presentes en la roca madre o resultantes del proceso de calcinación, determinará las diferentes cales. Las cales más puras (con un contenido mayor de CaCO3) suelen destinarse a procesos industriales y las que contienen más impurezas (arcillas o silices) para la edificación o carretera.

Tras un primer proceso de calcinación, la roca caliza se transforma en cal viva, cuya composición es el óxido de Calcio (CaO). Tiene una reacción exotermica con el agua y en estado puro es irritante para las mucosas. Es  preciso la hidratación de este óxido para transformarlo en una cal trabajable.

El proceso se cierra con la carbonatación del hidroxido resultante de la adición de agua volviendo a convertirse en carbonato cálcico.

Clasificación de las cales según UNE-EN 459-1

La Norma Armonizada Europea UNE-EN 459-1:2001, de septiembre 2011 (obligatoria para todos los paises miembros de la UE), establece las características que deben cumplir los diferentes tipos de cal y las divide en los siguientes tipos:

Cales aéreas:

La principal característica de la cal aérea está en el proceso final de carbonatación, que se hace en contacto con el dioxido de carbono presente en el aire, por lo que el fraguado, que es muy lento, se realiza desde el exterior al interior. Cuando se amasa y mezclada con agua se convierte en una pasta trabajable. Tiene una elasticidad mayor que las cales hidráulicas y el contrario un modulo elástico bajo (10000-20000 kp/m2 ) . La resistencia caracteristica es de 0.4-5 Mpa.

En el mercado las podemos encontrar en las siguientes presentaciones:

  • Cales vivas (Q), desde polvo  hasta terrones.
  • Cales hidratadas (S), que pueden presentarse en:
  • Polvo (S)
  • Pasta (S PL)
  • Lechada de cal (S ML)

Las cales aéreas proceden de la calcinación de calizas puras y/o dolomías. No endurecen bajo el agua.  Están mayoritariamente compuestas por óxidos de calcio y magnesio. Según la relación/proporción entre ambos óxidos tendremos:

  • Cales cálcicas (CL) en las que el componente fundamental es el oxido de calcio (CaO) y el oxido de magnesio no supera el 5% , proceden de cales vivas cálcicas (también llamadas cales grasas). Pueden ser vivas o hidratadas. Al apagarse (cales hidratadas,S) esta cal da una pasta blanca, fina, trabada y untuosa que en lugares húmedos no endurece, pues necesita del contacto con el aire para endurecer.
  • Cales dolomiticas (DL) en las que el oxido de magnesio es superior al 5%, proceden de cales vivas  dolomiticas (también llamadas cales áridas ó magras). Al apagarse (cales hidratadas, S) forman una pasta gris poco trabada, desprende más calor que las grasas. Cuando secan se reducen a polvo y son muy solubles, por lo que no se emplean en la construcción

Cales hidráulicas:

Este tipo de cales se clasifican según su composición y resistencia mecánica a compresión después del fraguado. Las cales hidráulicas estan producidas por la calcinación de rocas carbonatadas que contienen arcillas ricas en sílicio, aluminio y hierro, dando una mezcla de oxidos de calcio (que endurecen en contacto con el aire) y oxidos de silicio, magnesio y hierro que le confieren propiedades hidraulicas y su capacidad de endurecerse bajo el agua (y también en contacto con el aire). Esta reacción es parecida a la de los cementos y es un endurecimiento mucho más rápido que la cal aérea. Éste se produce al reaccional con el CO2 ambiental y con el H2O del amasado, produciendose el fraguado tanto en el interior (puzolanas) como en el exterior (cal). Tiene una elasticida media-alta (mayor que los morteros mixtos y de cemento), un bajo módulo elastico bajo (20000 kp/m2 aprox.) y una resistencia caracteristica de menor (5-20 Mpa).

Según su composición se clasifican en:

  • Cales hidráulicas naturales (NHL) roca con mezcla de margas y arcillas ricas en sílice. Las propiedades hidráulicas vienen dadas por su materia prima natural, sin ningún tipo de aditivos. Estas se clasifican según su resistencia y según el contenido de arcilla. Puede endurecer en contacto con el agua o con el aire. Lo más habitual es encontrarse cales hidráulicas tipo NHL 5, NHL3.5 y NHL2
  • Cales hidráulicas(HL) constituídas por hidróxido y silicato de calcio y aluminatos de calcio procedente de mezclas. Puede endurecer en contacto con el agua o con el aire.
    Algunos aditivos artificiales comunes son: clinker, silicatos y aluminatos , Puzolanas de origen natural (volcánico) o artificial (sílice, aluminio, oxido férrico), Cenizas volantes de la combustión del petróleo-dioxinas, Escorias siderurgicas – radioactivas, Filleres calizos
  • Cales formuladas (FL), mezclas de cales aereas (CL) y/o hidraulicas (NHL)  y material hidraulico o puzolanico. Puede enducerer en contacto con el agua o con el aire. Pueden ser del tipo FL A, FL B y FL C e indican el porcentaje en masa de hidroxido Ca(OH)2 ó  (cal útil) Tienen a su vez una subdivisión en función de sus resistencia (2, 3.5 y 5)

En el cuadro siguiente se puede ver desglosado los diferentes tipos de cal según su composición química

Figura 1. Composición quimica de las diferentes cales según la Norma UNE-EN 459-1:2001 y UNE-EN 459-2:2001

requisitos

tabla2

tabla3

Fuente: Guia práctica para los morteros con cal. ANCADE

Figura 2 Esquema simplificado de la clasificación de las cales según UNE-EN 459:2001

esquema

Fuente: Jornada técnica sobre morteros de cal. Rafael Fernández Aller.

Enlace interesante: Ecohabitar y Monika Brümmer.  

Carmen Espinosa Rufat.  Arquitecta
Máster en Medio Ambiente y Arquitectura Bioclimática. Universidad Politécnica de Madrid
Máster en Bioconstruccción. Universitat de Lleida / Institut Español de Baubiologie
Técnico en mediciones de biohabitabilitat. Institut Español de Baubiologie & Institut für Baubiologie+Nachhaltigkeit IBN
Profesora del  “Experto Universitario en gestión de proyectos de bioconstrucción”

Ampliación del plazo de matrícula

El colegio universitario Cardenal Cisneros amplía el plazo de matrícula al curso online de Experto Universitario en Gestión de Proyectos de Bioconstrucción para dar tiempo a que se formalicen las solicitudes de las últimas inscripciones.

La matrícula se mantiene abierta hasta el próximo 20 de mayo.

Última semana para inscribirse al Experto universitario en gestión de proyectos de arquitectura en bioconstrucción

curso online máster bioconstrucción

Hacemos un llamamiento urgente a aquellos que todavía quieran apuntarse al curso on-line para la gestión integral de proyectos de arquitectura con técnicas y materiales de bioconstrucción:

¡Última semana para inscribirse!

El plazo de inscripción finaliza el día 25 de abril de 2016, el curso dará inicio el 2 de mayo, y finalizará el 30 de marzo de 2017, constando el mismo de 350 horas.

El curso tiene un precio de matriculación de 1500€, en dos plazos (900€ en el primer plazo y 600€ en el segundo plazo), 1400€ si se realiza un pago único. El Colegio Universitario Cardenal Cisneros también dispone de ayudas para los estudiantes: infórmate pinchando aquí.

Para información completa del curso pincha aquí.

Para inscribirte pincha aquí.

Si te interesa nuestro curso formaliza tu inscripción lo antes posible. ¡Y difunde este mensajes entre otros posibles interesados!

 

Aditivos naturales

idchaic

La tierra ha sido los materiales predominantes en el sector de la construcción en zonas con climas cálidos-secos y templados. Aún en la actualidad un tercio de la humanidad vive en viviendas de tierra, y en países en vías de desarrollo, esto representa más de la mitad.
No ha sido posible resolver los inmensos requerimientos de hábitat en los países en vías de desarrollo con materiales industrializados como el ladrillo, hormigón y acero, ni con técnicas de producción industrializadas. No existen en el mundo las capacidades productivas y financieras para satisfacer esta demanda. Las necesidades de hábitat en los países en vías de desarrollo solo se pueden encarar utilizando materiales de construcción locales y técnicas de autoconstrucción.

dgfeebad
La tierra es el material natural más importante y abundante en la mayoría de las regiones del mundo. Se obtienen frecuentemente directamente del sitio cuando se excavan cimientos. En los países industrializados la desmedida explotación de los recursos naturales y los sistemas de producción de los recursos naturales y los sistemas de producción centralizados intensivos en capital y energía, no solo generan desperdicios sino que contaminan el medio ambiente e incrementan el desempleo. En esos países la tierra ha resurgido como material de construcción.

idchaicj
Crecientemente las personas que construyen sus viviendas demandan edificaciones eficientes económicas y energéticamente hablando, dan mayor valor a la salud y al clima interior equilibrado. Se está comprendiendo que los productos naturales para edificación como la tierra o la cal tienen cualidades más aptas para dar respuesta a solicitaciones que hoy en día se dan respuesta con el uso del hormigón, ladrillo o compuestos silicocalcáreos.

Gernot Minke

El mercado de la bioconstrucción evoluciona, y está pavimentando un camino sólido entre el tumultuoso sector de la construcción, incluso en España. Muchos son los que ven esta disciplina como un retroceso, una vuelta a una construcción primitiva ya sea por motivos económicos, nostálgicos o románticos, pero nunca más lejos de la realidad.  que a veces se confunde por el uso de materiales milenarios.

fbiedffe

El mortero, un compuesto de conglomerantes inorgánicos, de agregados finos y agua, con posibles aditivos que sirven para pegar elementos de construcción. Como componentes básicos el conglomerante y el aglomerante, en muchos casos al largo de la historia: arcilla y arena.

Estos componentes, son la clave constituyente de los morteros de edificación en muchos artículos y libros publicados desde “De Re Rustica (149 B.B)” de Marcus Porcius Cato, hasta la actualidad.

Sin embargo, otro constituyente en esta mezcla, muy importante en estas épocas, es el aditivo. Elementos como el huevo, la sangre, el azúcar, el queso o el estiércol tienen un campo de estudio todavía amplio, por explotar, y ser reconocidos debidamente como aditivo en el sector de la construcción. Elprimer paso es realizar un listado de materiales susceptibles de este estudio, que hayan sido estudiados a lo largo de la historia, usados, documentados o recomendados en algún documento por antiguo que sea.

Los aditivos en Gran Bretaña se focalizaron en comunidades donde los bienes, como cales trabajables o ladrillos, eran de difícil obtención. Antes de los avances en el transporte en el siglo XVIII, la logística en distritos sin producción de cal era muy dificultosa, y los ladrillos que podrían fabricarse localmente tampoco tenían un uso muy extendido, ya que el coste del combustible para fabricarlos era muy elevado.

Consecuentemente, los materiales orgánicos y otros materiales locales (sobre todo los residuos de producción de granja) aumentaron su aplicación en el apoyo a la albañilería para fabricar y mejorar los morteros, sobretodo en resistencia y durabilidad. A pesar de que la textura, el color y los ingredientes variaban con la localidad, el tipo de material disponible y las preferencias de los constructores, siempre solían tener un patrón marcado con los mismos materiales: sangre, leche, queso, grava, arcilla, orina, huevos, escorias, concha de almeja, vidrio roto, vajilla, mantequilla, polvo de la calle, etc. A pesar de la cantidad de mezclas posibles, la aparición de unas pocas recetas y mezclas supervivientes en los que usaban este tipo de materiales, parece haber un método protocolario. Desafortunadamente, la procedencia de la idea de añadir estos materiales a los morteros pobres de arcilla, para complementar sus propiedades físicas, se desconoce.

Algunos ejemplos de autores como Hugh Plat en “The Jewel House of Art and Nature” en 1594, Richard Neve en “The City and country Purchaser” en 1703 o Joseph Moxon en “Mechanick Exercises” en 1703 son referentes para autores posteriores dando detalles sobre recetas de aditivos orgánicos o incluso materiales constituyentes de morteros. Además existe la “Encyclopedia Britannica” de 1771 que lista una extensa lista de recetas tantos para construcción como para farmacia y botánica de acceso librechcjggej por internet.

En el siglo XVIII, a pesar del creciente uso del cemento, existían artículos y documentación que se ha seguido creando y estudiando sobre estos materiales, aunque muy escuetamente. El autor Louis J. Vicat en su libro de 1837 “A practical and scientific Treatise on Calcareous Mortars and Cements” trata estos temas, sobretodo en el capítulo XI donde comenta la exposición de los morteros a las inclemencias del tiempo. En el cual expone que:

…en estas situaciones en las que es imposible evitar el uso de cales de buena calidad, y será de utilidad estar pendiente de que las de mala calidad pueden ser en algún caso apropiadas siempre y cuando se haga uso de aditivado de una baja cantidad de azúcar grueso disuelto en agua, con el que ya hayan trabajado. Esta sustancia, “jaghery” está ampliamente extendida en el Este…para los morteros comunes hechos de concha calcinada…resiste la acción de la intemperie por siglos; y yo no tengo duda de que gran parte de esta virtud es gracias a su azúcar incluido, la influencia del cual, en la primera solidificación del mortero, está muy marcada. Incluso en este país, se puede encontrar ocasionalmente ventajas en el uso del azúcar más barato, o melazas, cuando los trabajos importantes han de ser estucados con buenas cales, para su ayuda al endurecimiento, es importante su aplicación principalmente en la capa más superficial…

Existe numerosa bibliografía haciendo referencia puntual a este tipo de aditivado o de forma integral, por poner un último ejemplo, el trabajo más amplio en este sentido que trata los constituyentes orgánicos a gran escala fue Arnold J.Cooley’s en “A Cyclopaedia of Practical Receipts” en 1880. No solamente trabaja en este libro los ingredientes de morteros con aditivos orgánicos, también con su explicación química y propiedades físicas de cada uno. El lector puede, con facilidad, deducir qué componente orgánico confiere a la mezcla las propiedades características del mismo.

A continuación se presenta un listado de materiales usados como aditivos hidrofugantes a lo largo de la historia, según diversas fuentes y autores.

aditivos naturales en la construccion con tierra

Muchos de ellos se siguen usando en la actualidad en gran parte de la arquitectura vernácula de regiones menos industrializadas, otros aditivos son rescatados de recetarios antiguos o bibliografía anteriormente descrita.
Para entender la evolución del uso de este tipo de materiales en el sector de la construcción, presentamos un cronograma que nos ayudará a entender de forma holística este fenómeno en el territorio europeo:

aditivos naturales en la bioconstruccion

Joan Romero Clausell, docente y coordinador académico del Experto universitario en gestión de proyectos de arquitectura en bioconstrucción.

Seguridad y Salud en la obra de Bioconstrucción

IMG_9770

En la bioconstrucción, trabajar de una manos y barro - bioconstruccionforma lo más natural posible, muchas veces más simple y humana, con menos máquina y productos químicos peligrosos para la salud, no significa estar completamente libre de peligros, ya sea por las características de los trabajos o los materiales o por falta de conocimientos, habilidades, oficios e incluso por alguna que otra temeridad del autoconstructor entusiasta.

Trabajar con tierra, siempre se comenta que es más saludable y bueno para la piel, etc, pero cuando se somete la piel a largas sesiones de rozamiento aplicando morteros, cob o barropaja, sufrirá por la abrasión de los áridos.El trabajo con balas de paja siempre se imagina ligero y divertido, el trabajo con paja mantiene un nivel importante de polvo en el ambiente de la obra que genera todo el traslado, corte, afeitado y el viento. Las alergias, problemas pulmonares, gripes, irritaciones de la piel y los ojos son frecuentes.

Seguridad y salud en la obra de bioconstrucción
Afeitado de las balas de paja

La paja suelta y dispersa sobre el suelo de la obra, peligro constante de deslizamiento y caída por resbalón. Y peligro de incendio: la resistencia de la paja en caso de incendio que vimos en el capítulo sobre CTE es válida para los muros acabados pero no para toda la paja suelta que se dispersa por la obra. Es sumamente importante mantener el orden y limpieza.

La motosierra es la herramienta predilecta de las películas de terror y está muy presente en la bioconstrucción, para cortar troncos o fardos de paja. Al cortar paja la cadena arrastra grandes candidades de paja al interior de la máquina atascándola, provocando el desprendimiento, en marca, de la cadena o sobrecalentamiento.

Apagar cal, y en general trabajar con cal puede provocar irritaciones y deshidrataciones cutáneas importantes.

Amasar barro bajo el sol, muchas horas, sin sombra, ni protección, ni hidratación suficiente puede tener graves consecuencias para la salud.

Atar muchos metros de cuerda y hacer cientos de nudos alrededor de nervios de cañas, puede llevar a fatigas musculares y traumas diversos en músculos y tendones de manos y brazos.

seguridad y salud en la  bioconstruccionDe entre las piedras y la arena puede aparecer una escolopendra, escorpión u otro arácnido de picada dolorosa e incluso venenosa.

Las amplias cubiertas verdes, tienen difíciles inclinaciones para transitar durante su montaje, con peligro de deslizamiento o fatigas y traumas musculares en piernas por difícil postura, muchas veces es muy complicado la fijación de arneses de seguridad.

Muchos bioconstructores autoconstructores son autodidactas o tienen poca experiencia en la obra, en muchas ocasiones se improvisan herramientas o utilizan algunas que no están en buenas condiciones técnicas o no son las previstas para ciertas actividades, no se deben subestimar los peligros y riesgos para la salud que puede suponer.

autoconstrucciónEstos son solo ejemplos de riesgos, peligros y problemas que están presentes en la vida diaria de las obras de bioconstrucción y es importante tenerlo en cuenta a la hora de planificar y gestionar nuestro proyecto.

La figura central de la bioconstrucción es el ser humano y su convivencia con el entorno, también las personas que trabajan y crean en este ámbito han de ser cuidadas y protegidas en todos los aspectos. La bioconstrucción se diferencia de la construcción convencional, probablemente también, por la importancia que tienen las relaciones humanas en todo el proceso de creación y ejecución.

Por lo general en la obra de bioconstrucción se respira un ambiente acentuado de cooperación y compañerismo, de solidaridad colectiva. Estos aspectos positivos para la salud mental individual y colectiva no deben hacer olvidar y despreocupar la salud física, los peligros de accidentes, etc. Tener esto en cuenta es tan importante como la buena comida casera en la obra y las cervezas después de la faena.

gesión de obra obra profesional bioconstruccionEntendiendo que es una realidad, es responsabilidad de todos actuar conscientemente y estudiar cuidadosamente en nuestros proyectos todos los aspectos relacionados con la seguridad y salud de todos los que participan en su ejecución.

El Real Decreto 1627/1997 establece las disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras y en las instalaciones y se sitúa en el marco de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales.

Es muy importante tener estos asuntos bien organizados, sobre todo en el caso del promotor autoconstructor. El promotor debe designar un coordinador de seguridad y salud, que en la mayoría de las ocasiones es el Arquitecto Técnico que lleva la dirección, pero también puede ser otra persona que tenga la cualificación exigida.

El coordinador de seguridad y salud designado deberá elaborar el Estudio de Seguridad y Salud o Estudio Básico de Seguridad y Salud 2 como uno de los anexos obligatorios a la memoria del proyecto, según establece el Código Técnico de la Edificación3 en su Anexo sobre los contenidos del proyecto.

Cada contratista implicado en la ejecución deberá presentar su propio plan de seguridad y salud basado en el estudio realizado por el coordinador designado por el promotor, y este deberá ser aprobado por el técnico responsable.

Los trabajadores autónomos deberán acogerse al estudio y deberán dejar cuenta de que lo conocen y asumen.

Como en otros aspectos relacionados con la documentación burocrático administrativa puede haber muchos textos superficiales y se realizan muchos “cortaypega” en los textos, pero aquí hemos de tener en cuenta que la obra de bioconstrucción tendrá sus especificidades que no encontraremos en muchos textos estándar ya redactados.

Los requerimientos generales son los mismos que para cualquier obra convencional pero queremos hacer hincapié en que en el proyecto de bioconstrucción aparecerán nuevos sistemas de trabajo, nuevos medios auxiliares, nuevas herramientas y con ellos nuevos riesgos y peligros de accidentes o enfermedades.

Alejandro López Altuna, docente del Experto universitario en gestión de proyectos de arquitectura en bioconstrucción.

Rehabilitación de tejido urbanizado y aprovechamiento de infraestructuras existentes

Rehabilitación-urbana-del-barrio-de-alfama-María-González-20

Los incrementos demográficos y las constantes migraciones hacia las ciudades hace que estas no paren de crecer, muchas veces de manera exponencial, según que lugares.

Parece obvio que si lo que pretendemos es preservar en la medida de lo posible este planeta, es mucho mas sostenible rehabilitar el tejido existente que continuar urbanizando el campo. Aprovechar las infraestructuras existentes antes que crearlas desde cero.

Las ciudades crecen de manera concéntrica, desde un centro más antiguo, hacia fuera donde se van situando los nuevos barrios. Esto ha producido en ocasiones migraciones de gente de una misma ciudad desde el centro hacia las afueras, buscando una serie de ventajas; construcciones nuevas, con mas comodidades, mas superficie, ascensor, garaje, etc. Este fenómeno propicia un lento abandono y deterioro de los centros urbanos. En Europa y en España lo hemos conocido.

En Europa con anterioridad y aqui desde hace unos 30 años se empezó a intervenir para revertir esa tendencia. Los municipios a través de modificaciones en los planes de ordenación urbana y una serie de actuaciones y ayudas, han conseguido volver a revitalizar los centros de las ciudades. Actuaciones como la reurbanización de determinadas áreas, mejorando las infraestructuras, peatonalizando total o parcialmente ( dado que los centros urbanos no son extensos y nacieron con esa escala, del peatón y no del automóvil). Por supuesto las ayudas a la rehabilitación, a la accesibilidad (rampas, ascensores), a la mejora energética, en ocasiones también la subdivisión de pisos, etc. Toda esta batería de medidas han propiciado que muchos centros de nuestras ciudades, en otras épocas más abandonados, hayan cogido nueva vida, sobre todo por habitantes jóvenes, estudiantes, extranjeros, etc.

Hay también un aspecto a resaltar que es como en España, aun, la normativa exige a las nuevas construcciones en el centro la dotación de aparcamiento y también como estos, a veces públicos o para residentes, o normalmente mixtos, se promueven constantemente desde los ayuntamientos. Parece un poco contradictorio que si lo que se pretende es potenciar el uso peatonal, ciclista o en transporte público de esos centros, se favorezca la construcción de aparcamientos, públicos o privados, para entrar con el coche al centro. Hay países de Europa donde no solo no es obligatoria esta dotación, sino que directamente no está permitido. También hay que tener en cuenta que son intervenciones muy agresivas en medios frágiles con gran riqueza de patrimonio histórico y arqueológico.

Si nos movemos hacia fuera de nuestras ciudades tenemos las zonas de los ensanches planificados a principios del siglo XX, el extrarradio de la antigua ciudad amurallada. Estos barrios con una densidad algo menor que los centros y ya planificados para el uso del coche, con avenidas y garajes no han sufrido ese abandono, también debido a que son habitados por una clase social en general más pudiente. En estos barrios, bien concebidos, equilibrados, con escala mixta entre coche y peatón/transporte público, se han realizado actuaciones de re-intensificación. Elevar algunas plantas para llegar a la media o lo máximo permitido o la sustitución de inmuebles en mal estado por nuevos.

LCT
Empiezan a moverse en el mercado empresas que pretenden y proponen la utilización de las azoteas para la instalación de viviendas ligeras prefabricadas y con contraprestaciones para la comunidad donde anidan.

 

Siguiendo hacia el exterior nos encontramos con los barrios surgidos de la gran migración de pueblos a las ciudades ocurrido en los años 50 y 60 del s. XX. Estos barrios de origen humilde, promovidos por las administraciones mediante programas de viviendas de protección, están basados en las ideas urbanísticas de la época, los bloques abiertos, la ciudad jardín, viviendas exteriores y espacios comunes y verdes intersticiales. Están diseñados más para la movilidad en coche, son eminentemente residenciales, ciudad dormitorio y los servicios básicos comerciales son escasos. En estos habría posibilidades de mejora importante, en parte por su baja calidad de origen y por los escasos medios de las comunidades que los componen.

881928_626727257414495_4982593285825485603_o

Tenemos ejemplos como el presentado para el Solar Decatlón 14, denominado Plateau team, de la Universidad de Castilla la Mancha y de Alcalá de Henares, que proponen la revitalización de estos barrios y mejora de sus edificaciones, mediante actuaciones de creación de viviendas sostenibles en sus cubiertas y que ese beneficio o aprovechamiento extra revierta en la comunidad, mejorando la envolvente de las mismas y a la par su eficiencia energética, si necesario mejorando la accesibilidad e instalación de ascensor exterior. Proponen unas viviendas de madera, autosuficientes energéticamente o incluso cediendo energía a la comunidad, que se apoyan en el suelo y crean una doble fachada de mejora bioclimática. Actuaciones así mejorarían sin duda la calidad de estos barrios. Otras actuaciones podrían estar dirigidas hacia las zonas verdes intersticiales, muchas hoy abandonadas, que se podrían utilizar para crear espacios de convivencia, zonas para actividades en común, huertos urbanos, etc.

Mas afuera en las ciudades, las urbanizaciones. Ahí también se han llevado a cabo actuaciones de densificación, reduciendo el tamaño de las parcelas mínimas, permitiendo tipologías más intensivas, como las viviendas en hilera o adosadas. Son actuaciones interesantes en cuanto a que se potencian el uso de las infraestructuras existentes.

Alfonso Zavala Cendra, docente del Experto universitario en gestión de proyectos de arquitectura en bioconstrucción.

Metodología del curso on-line

Atari_1040STf

La metodología del curso está basada en la enseñanza online y a distancia. Esto permite al alumno seguir el curso cualquiera que sea su lugar de residencia. Compatibilizar el aprendizaje con sus responsabilidades familiares y laborales y aprender sin necesidad de desplazamientos.

Este método de aprendizaje conduce a una adecuada formación mediante el empleo de material didáctico digitalizado diseñado especialmente para este curso, compuesto por textos, ilustraciones, vídeos, glosarios, enlaces y ejercicios.

Además conlleva un régimen permanente de tutoría y de atención al alumno.

La forma de evaluación será la siguiente:

5% Participación (en foros, debates, chats, etc.)

15% Cuestionarios

50% Examen final

30% Proyecto final

  • Cuestionarios: en cada módulo se realizará un cuestionario tipo test con batería de preguntas suficiente para generar diferentes modelos. Las preguntas fallidas restan 0,25*respuesta correcta.
  • Examen final: del mismo modo que en el test, se generara una batería de preguntas para poder crear diferentes modelos de examen de forma aleatoria, pero en este caso de preguntas cortas.
  • En cuanto al proyecto final del curso, se planteará a priori un listado de trabajos propuestos por cada uno los profesores responsables de los bloques, siendo posible que los alumnos presenten su propuesta cuya idoneidad será evaluada por el cuerpo docente.

** De forma extraordinaria y si fuera posible, se puede plantear la modalidad de proyecto práctico mediante talleres, participación en actividades o cursos.

Más información aquí.